Inicio

Bienvenido a AbolishHumanRentals.org el hogar del movimiento de abolición moderno. Este sitio examína la relación de empleo estándar, el arriendo humano, y muestra que es inválido en base a derechos inalienables. El arriendo humano hoy se manifiesta como un intercambio voluntario de labor personal por un salario. Un arreglo legítimo requiere democracia en el lugar de trabajo y que el trabajador sea propietario donde participa. Este sitio es un recurso educacional que busca promover conciencia pública y el entendimiento de los problemas asociados con arriendos humanos. Investigación con respecto a la legitimidad de arriendos humanos ha sido enterrado bajo un alboroto de propaganda con el auspicio del establecimiento económico. Una pregunta tan fundamental está ausente en nuestro sistema educativo, e ignorado por los medios masivos. Estas ideas deben ser revividos en el discurso público. La teoría de derechos inalienables es útil solamente mientras es conocido a aplicado consistentemente en la práctica. Derechos inalienables son basados en el principio ya ampliamente aceptado no transferabilidad de responsabilidad por las acciones. Ese principio, llevado a su conclusión lógica, implica que el arriendo de humanos no es más legítimo que la venta de humanos. El tema no es una de coerción, escogiendo voluntariamente ser arrendado, o el tratamiento y remuneración de trabajadores. Humanos no pueden escoger a arrendarse por la misma razón que  no pueden elegir a venderse a esclavitud, o vender su voto, independiente de su consentimiento o cuanto se les paga. La abolición de arriendos humanos no va a ser una tarea pequeña dada la predominancia y atrincheramiento firme en el sistema económico. El movimiento de abolición moderno debe comenzar destruyendo la percepción falsa de legitimidad de arriendos humanos que actualmente prevalece. Argumentos de derechos inalienables son una amenaza mortal contra la práctica de arrendar humanos. En juego está nada menos que el sistema de empleo, el mercado laboral, y la bolsa de acciones a través de la cual se intercambian los contratos de humanos arrendados. Tal como con la esclavitud, temas de derechos inalienables no pueden ser tratados directamente por proponentes de arriendos humanos sin invitar la destrucción del sistema.  Solo hay dos respuestas posibles: Silencio con la espera de que derechos inalienables nunca se entiendan ampliamente, o acoso y vilipendio de los que abogan por ellos en el momento que comienzan a surgir. Esta estrategia hasta ahora a tenido éxito en divertir la atención de una idea profunda con implicaciones revolucionarias. La alternativa a los arriendos humanos es auto-empleo universal en empresas de los trabajadores o cooperativas de trabajadores.  Democracia en el lugar de trabajo elimina la alienación de poder de hacer decisiones y que los trabajadores sean dueños implica que los trabajadores ganan las utilidades y sufren las perdidas, por lo tanto gozando responsabilidad financiera por sus acciones.

Comments are closed.